Glaucoma

Oftalmólogos Dulanto

El glaucoma es una enfermedad que daña el nervio óptico del ojo. Generalmente se produce cuando se acumula fluido en la parte delantera del ojo. El exceso de fluido aumenta la presión en el ojo y daña el nervio óptico. El glaucoma es la causa principal de ceguera en personas mayores de 60 años. Frecuentemente, la ceguera debida al glaucoma puede prevenirse si se trata en forma precoz.

El ojo produce humor acuoso constantemente. A medida que fluye nuevo humor acuoso en el ojo, debe drenarse la misma cantidad. El fluido se drena a través de un área llamada ángulo de drenaje. Este proceso mantiene la presión en el ojo (llamada presión intraocular) estable. Sin embargo, si el ángulo de drenaje no está funcionando correctamente, el fluido se acumula. La presión interior del ojo aumenta y esto daña el nervio óptico.

El nervio óptico está compuesto por más de un millón de fibras nerviosas pequeñas. Es similar a un cable eléctrico compuesto por muchos alambres pequeños. Cuando estas fibras nerviosas mueren, se desarrollan puntos ciegos en la visión. Puede que no note estos puntos ciegos hasta que hayan muerto la mayoría de las fibras del nervio óptico. Si todas las fibras mueren, se quedará ciego.

Esto incluye a personas que:

  • Son mayores de 40.
  • Tienen parientes con glaucoma.
  • Son de ascendencia africana, hispana, o asiática.
  • Tienen presión ocular alta.
  • Antecedente de trauma ocular.
  • Uso prolongado de esteroides.
  • Tienen córneas delgadas en el centro.
  • Tienen diabetes, presión alta, migrañas, mala circulación de la sangre u otros problemas de salud que afectan a todo el cuerpo.

El glaucoma no presenta signos de advertencia ni síntomas durante las primeras etapas. A medida que la enfermedad progresa, se desarrollan puntos ciegos en la visión periférica (lateral).

La mayoría de las personas con glaucoma no notan ningún cambio en su visión hasta que el daño es bastante grave. Es por eso que al glaucoma se le llama "ladrón silencioso de la visión."

Fluido acuoso que produce el ojo. Otros disminuyen la presión ayudando a que el fluido atraviese mejor el ángulo de drenaje.

El daño por glaucoma es permanente: no puede revertirse. Sin embargo, puede retrasarse su progresión por medio de medicamentos y cirugía.

Los medicamentos para el glaucoma pueden ayudarlo a mantener la visión, pero también pueden producir efectos secundarios.

Nunca cambie ni deje de tomar su medicamento para el glaucoma sin consultar a su oftalmólogo.

Tratamiento láser

  • Iridotomía periférica
    Este procedimiento utiliza un rayo láser para crear un pequeño orificio en el iris. Este orificio ayuda a que el humor acuoso fluya al orificio de drenaje.
  • Laser micropulsado IRIDEX Ciclo G6
    Una sonda de fibra óptica transmite laser infrarojo en pequeños micropulsos que disminuye la producción de humor acuoso y, por ende, disminuye la presión intraocular.

Tratamiento quirúrgico

En esta se crea un nuevo orificio de drenaje para que el humor acuoso pueda abandonar el ojo.

  • Trabeculectomía
    En este procedimiento se crea un pequeño pliegue en la esclerótica (la parte blanca del ojo). También creará una burbuja (como un bolsillo) en la conjuntiva llamada ampolla de filtración. El humor acuoso se podrá drenar del ojo a través del pliegue e ingresará a la ampolla. En la ampolla, el fluido es absorbido por el tejido alrededor del ojo y así se disminuye la presión.
  • Dispositivos de drenaje para el glaucoma
    Se implanta un pequeño tubo de drenaje en el ojo. De esta manera envía el fluido a un área de recolección (llamada reservorio). Su cirujano de ojos crea este reservorio por debajo de la conjuntiva que luego es reabsorbido.

Una vez que esté utilizando las medicaciones para el glaucoma, su oftalmólogo querrá verlo con mayor frecuencia. Puede esperarse que deba verlo alrededor de cada 3–6 meses. Sin embargo, esto puede variar, dependiendo de los requerimientos de su tratamiento.


Tratamiento médico

En general, el glaucoma se controla con gotas que disminuyen la presión del ojo. Algunos de estos medicamentos lo hacen reduciendo la cantidad de fluido acuoso que produce el ojo. Otros disminuyen la presión ayudando a que el fluido atraviese mejor el ángulo de drenaje.

Solicita una cita
Whatsapp