Lentes de Contacto Óptica

Oftalmólogos Dulanto

Los lentes de contacto son discos delgados y transparentes de plástico que se usan en el ojo para mejorar la visión. Los lentes de contacto flotan sobre la película lagrimal que cubre la córnea. Al igual que los anteojos, los lentes de contacto corrigen los problemas de visión causados por errores refractivos. Un error refractivo sucede cuando el ojo no refracta (dobla) la luz apropiadamente dentro del ojo, produciendo una imagen borrosa.

Los lentes de contacto pueden mejorar la visión de las personas que tienen los siguientes errores refractivos:

  • Miopía
  • Hipermetropía
  • Astigmatismo (visión distorsionada)

Los lentes de contacto son hechos de varias clases de plástico. Los dos tipos más comunes de lentes de contacto son los rígidos y los blandos.

La mayoría de las personas elige usar lentes de contacto blandos. Esto se debe a que suelen ser más cómodos y existen muchas opciones. Estos son algunos tipos de lentes blandos.

  • Lentes de uso diario/prolongado. Usted usa estos lentes cuando está despierto y se los quita para dormir. Muchos son desechables, lo que significa que usa un par nuevo cada día. También puede escoger lentes de contacto que duren más y que puedan reemplazarse una vez a la semana, cada dos semanas, o cada mes.
  • Lentes de contacto tóricos. Estos lentes pueden corregir la visión de las personas con astigmatismo. Los lentes de contacto tóricos pueden usarse diariamente o de manera prolongada.
  • Lentes de contacto estético pupila negra.
  • Lente de contacto terapéutico.

El tipo más común de lentes de contacto es el lente de contacto rígido gas permeable. Conservan su forma firmemente, pero permiten el flujo de oxígeno entre el lente y el ojo. Este tipo de lentes de contacto ayudan especialmente a personas con astigmatismo y con una condición llamada queratocono.

Son lentes de contacto de mayor tamaño que los lentes de contacto gas permeable porque en lugar de adaptarse en la córnea lo hacen en la esclera (la parte blanca de los ojos).

Se indica en las siguientes patologías:

  • Queratocono.
  • Pos operados de trasplante de córnea.
  • Pos operados de anillos intraestromales.
  • Irregularidad corneal.

Puede sufrir una infección ocular grave si no limpia ni desinfecta sus lentes de contacto según las instrucciones.

  • Riesgos de usar lentes de contacto
    Los lentes de contacto viejos o aquellos que no se ajustan bien al ojo pueden causar daño y rasparle el ojo. También pueden hacer que le crezcan vasos sanguíneos en la córnea, un problema peligroso que pone en riesgo la visión.
  • Cuide sus lentes de contacto de manera adecuada
    Debe limpiar y desinfectar cualquier lente de contacto que se quite del ojo antes de volver a colocárselo. Existen muchos tipos de sistemas de limpieza. Su elección depende del tipo de lente que use, si tiene alergias o si sus ojos tienen tendencia a acumular depósitos de proteína. Consulte a su oftalmólogo qué tipo de soluciones de limpieza debe utilizar. Limpie y guarde los lentes con mucho cuidado para hacerlo correctamente a fin de evitar infecciones oculares peligrosas.

Esto es lo que debe hacer:

  • Siga el cronograma que le indicó su médico de los ojos para el uso y reemplazo de los lentes. No debe usar lentes de contacto de uso diario mientras duerme.
  • Quítese los lentes de contacto antes de darse una ducha, usar una bañera, nadar o hacer cualquier actividad en la que le puede ingresar agua en los ojos.
  • Antes de tocar los lentes de contacto, lávese las manos con jabón y agua, y séqueselas con una toalla sin pelusas.
  • Nunca se ponga los lentes de contacto en la boca para humedecerlos. La saliva no es una solución esterilizada.
  • No enjuague ni guarde los lentes en agua (ni agua corriente ni agua esterilizada). Tampoco use una solución salina casera.
  • No use solución salina ni gotas humectantes para desinfectar los lentes. No son desinfectantes.
  • Siga las instrucciones de su médico y del fabricante de la solución de limpieza para limpiar y guardar los lentes.
  • Independientemente del tipo de solución de limpieza de lentes que compre, use un método de limpieza de frotar y enjuagar. Frote los lentes de contacto con los dedos limpios y luego enjuague los lentes con solución antes de sumergirlos en el estuche. Use este método incluso si la solución que usa es del tipo que no requiere frotar.
  • Asegúrese de que la boca del frasco de la solución no toque ninguna superficie. Mantenga el frasco bien cerrado cuando no lo usa.
  • Enjuague el estuche de los lentes de contacto con solución para lentes de contacto esterilizada (no use agua corriente). Posteriormente, deje el estuche abierto para que se seque solo.
  • Mantenga limpio el estuche de los lentes de contacto. Cambie de estuche por lo menos cada 3 meses o de inmediato si se quiebra o se daña.
  • Si guarda los lentes en el estuche durante mucho tiempo, lea las instrucciones de los lentes de contacto o de la solución del lente para comprobar si es necesario volver a desinfectarlos antes de volver a usarlos. Nunca use sus lentes de contacto si han estado guardados durante 30 días o más, sin volver a desinfectarlos.
  • Los lentes de contacto pueden deformarse con el paso del tiempo y su córnea también puede cambiar de forma. Para asegurarse de que los lentes se ajusten correctamente a sus ojos y de que la receta sea la adecuada, visite a su médico regularmente.
Solicita una cita
Whatsapp