Cirugía de Oculoplástica

Oftalmólogos Dulanto

Blefaroplastía


Una blefaroplastia es la extirpación o reposicionamiento que puede incluir piel, músculo y grasa de los párpados superior y/o inferior. En el párpado superior, se practica la incisión en el pliegue palpebral natural para ocultarla. En el párpado inferior, se puede practicar una incisión a lo largo de la piel justo por debajo de las pestañas, o a lo largo de la superficie interior húmeda del párpado, conocida como la conjuntiva.

Los resultados de la blefaroplastia dependen de los síntomas de cada paciente, de su anatomía única, de lo que se espere obtener en cuanto a apariencia y de la capacidad de adaptarse a los cambios. La blefaroplastia sólo corrige la pérdida de visión debida al exceso de piel, músculo y grasa que bloquea el ojo. Al quitar este exceso de piel, músculo y grasa que bloquea el ojo, la blefaroplastia del párpado superior puede permitir que entre más luz y puede mejorar la visión periférica. La blefaroplastia no mejora la visión borrosa producida por problemas en el interior del ojo o por pérdida visual debida a la edad, la mayoría de los pacientes consideran que la blefaroplastia mejora su apariencia y los hace ver más jóvenes.

Los pacientes con ptosis dicen que los párpados caídos los hacen sentir “cansados”. Al levantar el párpado mediante cirugía para corregir la ptosis, generalmente los pacientes prefieren la nueva posición del párpado y sienten que mejora su apariencia al igual que su visión periférica. Cuando sólo se eleva un párpado, puede afectar la apariencia del párpado del ojo contralateral. Si esto ocurre, puede ser necesario operar también el otro párpado. Si la posición y forma de los ojos no concuerda, es posible que se requiera cirugía adicional.

La mayoría de las blefaroplastias se practican bajo anestesia “local”, esto es, inyecciones que se aplican alrededor del ojo para adormecer el área. Puede también recibir sedación a través de una aguja colocada en una vena en su brazo o administrada en píldoras que se toman antes de la cirugía.

Dacriocistorrinostomía

La dacriocistorrinostomía (DCR) suele ser la opción preferida para las personas con conductos lagrimales obstruidos.

La edad, una lesión o una enfermedad crónica de los senos nasales, el túnel óseo que drena las lágrimas del ojo hacia la nariz puede bloquearse. Esto puede hacer que las lágrimas se viertan y corran por las mejillas y, en algunos casos, puede desarrollarse una infección por debajo de la piel entre el ojo y la nariz (“dacriocistitis”). Muchos pacientes se quejan además de un flujo pegajoso y de irritación del ojo.

En una DCR se practica una incisión cerca del canto medio del ojo, (el extremo del ojo al lado de la nariz) o por dentro de la nariz y se hace una apertura nueva para permitir que las lágrimas drenen del ojo hacia la nariz. Se coloca un tubo flexible o stent que puede dejarse allí por unas pocas semanas (o a veces más tiempo) para mantener abierto el nuevo drenaje. El objetivo de la cirugía es eliminar el lagrimeo, el flujo pegajoso y la irritación y reducir el riesgo de infección.

Después de un período de tres a seis meses, su oftalmólogo removerá cualquier cánula o intubación que se le haya puesto para mantener el abierto el canal durante la recuperación.

Una DCR no afectará directamente su visión, aunque muchas personas ven mejor después de la cirugía debido a que ya no tienen el lagrimeo ni el flujo pegajoso del ojo. Si se ha practicado una incisión en la piel, quedará una pequeña cicatriz.

La DCR puede practicarse bajo sedación con anestesia local (inyecciones que se aplican alrededor de la nariz y el ojo).

Corrección de Entrpopión/Ectropión

El tratamiento es quirúrgico.

Los resultados de la reparación del ectropión/entropión dependen de los síntomas de cada paciente, la anatomía única, los objetivos de apariencia y la capacidad de adaptarse a los cambios.

La reparación de ectropión/entropión solo corrige la caída y la flacidez, pero no se considera un procedimiento cosmético. Al corregir esta caída del párpado inferior, la cirugía generalmente mejora el desgarro y la secreción mucosa, así como la sensación de cuerpo extraño causada por las pestañas que frotan el ojo.

La reparación de ectropión/entropión no mejora la visión borrosa causada por problemas dentro del ojo o por la pérdida visual causada por una enfermedad neurológica detrás del ojo.

Debido a la alteración en la posición de los párpados son típicamente consecuencias del envejecimiento, la mayoría de los pacientes sienten que este procedimiento quirúrgico mejora su apariencia y los hace ver mejor con ojos que no están rojos todo el tiempo.

Solicita una cita
Whatsapp