Consulta Oftalmológica

Oftalmólogos Dulanto

Es importante hacerse un examen de ojos parte mantener una buena salud. Pero ¿Sabes cuándo debes hacerte un examen de ojos tanto para ti como para los miembros de tu familia y qué tipo de exámenes te debes hacer? Obtén el examen indicado en el momento preciso y garantice que su visión le durará toda la vida.

¿Qué buscará su oftalmólogo durante un examen ocular?

Un examen ocular completo es sencillo y no causa molestia alguna. No debe tomar más de 30 a 45 minutos. Cada parte del examen ocular ofrece información importante acerca de tu salud ocular. Asegúrate de obtener un examen completo como parte de tu compromiso con tu salud en general. Tu médico puede dejar en manos de los miembros de su equipo algunas partes de este examen.

Su historia médica

Primero, su médico le preguntará acerca de su visión y de su salud en general. Le pedirá información acerca de:

  • La historia médica de su familia.
  • Los medicamentos que está tomando.
  • Si usa lentes con corrección.

Su agudeza visual

Esta es la parte del examen más conocida por el público en general. Se le pedirá que lea una cartilla ocular para determinar qué tanto ve a distintas distancias. Tendrá un ojo cubierto mientras el otro se esté examinando. Este examen determinará si tiene o no visión 20/20 (visión normal).

Su prescripción para lentes con corrección

Su médico le pedirá que mire una cartilla a través de una montura de prueba. A este dispositivo se le colocan lentes con distintas medidas. Ayudará a determinar la mejor fórmula de lentes para anteojos o lentes de contacto para usted.

Sus pupilas

Su médico podrá examinar cómo responden sus pupilas a la luz, iluminándolas con una luz intensa dirigida a sus ojos. Por lo general, las pupilas responden achicándose. Si sus pupilas se ensanchan o no responden, puede ser seña de un problema subyacente.

Su movimiento ocular

Esta prueba conocida como motilidad ocular, evalúa el movimiento de sus ojos. Su oftalmólogo verifica que sus ojos estén alineados. También examina el funcionamiento de sus músculos oculares.

Su presión ocular

La prueba de presión ocular, conocida como tonometría, mide la presión al interior del ojo (presión intraocular o PIO). Una PIO elevada puede ser signo de glaucoma. Durante la prueba sentirá la aplicación de una suave presión con una punta sensible que llega cerca de su ojo o lo presiona levemente. Su oftalmólogo utilizará gotas oftálmicas que adormezcan el ojo para que esta prueba no produzca molestias.

La parte anterior de su ojo

Su oftalmólogo utiliza un microscopio de lámpara de hendidura para iluminar la parte anterior del ojo. Esto incluye los párpados, la córnea, el iris y el cristalino. Esta prueba verifica si hay cataratas o cicatrices o rayones en su córnea.

Su retina y su nervio óptico

Su oftalmólogo le aplicará gotas oftálmicas dilatadoras en los ojos para dilatar o ampliar las pupilas. Esto le permite examinar su retina y su nervio óptico para detectar signos de daños por alguna enfermedad. Es posible que sus ojos queden sensibles a la luz durante unas pocas horas después de la dilatación.

Su oftalmólogo puede sugerir otros exámenes oculares adicionales. Estos pueden incluir técnicas especializadas de imágenes, como una queratometría, topografía de córnea, tomografía de la retina y/o nervio óptico, fotografías de fondo de ojo o una angiografía de fluoresceína. Estas pruebas pueden ser muy importantes. Ayudan a que su oftalmólogo detecte problemas en la parte posterior del ojo, en la superficie del ojo o dentro del ojo para diagnosticar enfermedades de forma temprana.

¿Cuándo debe hacerse un examen ocular?

Desde el nacimiento hasta la adolescencia, los ojos de los niños crecen y cambian rápidamente. La Academia Americana de Oftalmología y la Asociación Americana de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo han desarrollado directrices para los exámenes de detección de problemas oculares en los niños. Siga estas normas y asegúrese de que sus hijos sean examinados en los momentos correctos. Estos exámenes de detección ayudan a identificar el momento en el que su hijo podría requerir un examen oftalmológico completo.

La Academia Americana de Oftalmología recomienda que los adultos se hagan un examen ocular completo a la edad de 40 años. Este es el momento en el que pueden aparecer los primeros signos de enfermedad o cambios en la visión. Es importante la detección temprana de las enfermedades oculares. El tratamiento temprano puede ayudar a preservar su visión.

Algunos adultos no deben esperar hasta los 40 años para hacerse un examen ocular completo. Debe consultar de inmediato a un oftalmólogo si tienen una enfermedad ocular o si tienen factores de riesgo que incluyen:

  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Historia familiar de enfermedad ocular.

Después de un examen, su oftalmólogo podrá decirle con qué frecuencia debe hacerse exámenes oculares de ahí en adelante. Es importante cumplir el programa de exámenes que su oftalmólogo le indique, especialmente a medida que pasan los años. El riesgo de enfermedad ocular aumenta con la edad.

Si tiene 65 años o más, asegúrese de examinar sus ojos cada año o cada dos años. Su oftalmólogo buscará signos de enfermedades oculares relacionadas con la edad como:

  • Cataratas.
  • Retinopatía diabética.
  • Degeneración macular relacionada con la edad.
  • Glaucoma.

Cumpla de ahí en adelante el programa de exámenes determinado por su oftalmólogo.

Solicita una cita
Whatsapp