Retina y Mácula

Oftalmólogos Dulanto

La retina es la capa de células nerviosas que recubren la pared posterior en el interior del ojo. Esta capa detecta la luz y envía señales al cerebro para que usted pueda ver.

La degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) se produce cuando una parte de la retina llamada mácula se daña ocasionando la pérdida la visión central. No puede ver los detalles finos, ni de cerca ni de lejos. Sin embargo, la visión periférica (lateral) funciona normalmente. Por ejemplo, imagínese que está mirando un reloj con manecillas. Si tiene DMRE, quizá pueda ver los números del reloj pero no las manecillas.

La DMRE es muy común. Es una de las principales causas de pérdida de la visión en personas mayores de 50 años.

  • Fuma cigarrillos.
  • Tiene más de 50 años.
  • Tiene antecedentes familiares de DMRE.
  • Tener una enfermedad cardíaca también es un factor de riesgo para padecer DMRE, además de tener niveles altos de colesterol.
  • Los caucásicos (personas blancas) también tienen un mayor riesgo de desarrollar DMRE.
DMRE seca

Este tipo de degeneración es la más común. Se produce cuando algunas partes de la mácula se vuelven más delgadas con la edad, causando una aglomeración de proteínas llamada drusas. Esto hace que pierda visión central lentamente.

DMRE húmeda

Este tipo es menos común, pero mucho más grave. La DMRE húmeda se produce cuando crecen vasos sanguíneos anormales bajo la retina. Estos vasos pueden sangrar lo que provoca cicatrices en la mácula. La visión se pierde más rápido con DMRE húmeda que con DMRE seca.

DMRE seca

Algunas personas podrían beneficiarse tomando ciertas combinaciones de vitaminas y minerales especialmente aprobadas para esta patología.

DMRE húmeda

El tratamiento antiangiogénico intraocular ayuda a disminuir la cantidad de vasos sanguíneos anormales en la retina. Además, también controla la fuga de líquido de los vasos sanguíneos. Este medicamento es inyectado en el ojo por medio de una aguja muy delgada.

Las personas con diabetes pueden tener una enfermedad ocular llamada retinopatía diabética. Esta enfermedad ocurre porque los niveles altos de azúcar en la sangre causan daño a los vasos sanguíneos en la retina. Estos vasos sanguíneos pueden hincharse y tener fugas de líquido. También pueden cerrarse e impedir que la sangre fluya. A veces, se generan nuevos vasos sanguíneos anormales en la retina. Todos estos cambios pueden hacerle perder la visión.

Puede tener retinopatía diabética y no saberlo. Esto se debe a que generalmente no presenta síntomas en sus etapas tempranas. A medida que empeora, notará síntomas como los siguientes:

  • Un mayor número de moscas volantes.
  • Visión borrosa.
  • Visión que cambia de borrosa a clara.
  • Ver áreas en blanco o oscuras en el campo de visión.
  • Visión nocturna deficiente.
  • Notar que los colores se ven atenuados o apagados.
  • Perder la visión.
  • Los síntomas de la retinopatía diabética suelen afectar a ambos ojos.
Inyecciones intravítreas

Ayudan a disminuir la hinchazón de la mácula, lo que desacelera la pérdida de la visión y puede mejorar la visión. Este medicamento se administra por inyecciones en el ojo. Otra opción para disminuir la hinchazón macular son los medicamentos con esteroides. Estos medicamentos también se administran como inyecciones en el ojo. Su médico le recomendará cuántas inyecciones necesitará y por cuánto tiempo.

Procedimiento con láser

Ayuda a sellar los vasos sanguíneos que sufren pérdidas. Esto puede disminuir la hinchazón de la retina. Asimismo, puede ayudar a encoger los vasos sanguíneos anómalos y evitar que vuelvan a crecer. En algunos casos, es necesario realizar más de un tratamiento.

Vitrectomía

Cuando la retinopatía diabética se encuentra en estadios avanzados se indica una cirugía llamada vitrectomía. En la cual se extrae el gel vítreo, la sangre de los vasos anormales y los tejidos que ocasionan desprendimiento de la retina.

  • Control de azúcar con su médico tratante.
  • ¿Tiene presión arterial alta o problemas en los riñones? Consulte a su médico sobre cómo manejar y tratar estos problemas.
  • Visite por lo menos 1 vez al año a su oftalmológo para hacerse exámenes oculares con pupila dilatada. La retinopatía diabética puede detectarse antes de tener problemas de visión.
  • Si nota cambios en la visión de uno o ambos ojos, comuníquese de inmediato con su oftalmólogo.
  • Reciba tratamiento para la retinopatía diabética tan pronto como sea posible. Esta es la mejor manera de evitar la pérdida de visión.

Las arterias y las venas transportan sangre por todo el cuerpo, incluso por los ojos. La retina del ojo tiene una arteria principal y una vena principal. Al bloqueo de la vena retiniana principal se lo denomina oclusión de la vena central de la retina (OVCR).

Cuando la vena está bloqueada, la sangre y el líquido se derraman en la retina. La mácula puede inflamarse por este líquido y afectar la visión central. Eventualmente, debido a la falta de circulación de la sangre, las células nerviosas del ojo se mueren y puede perder más visión.

Las personas con los siguientes problemas de salud están a mayor riesgo de desarrollar una OVCR:

  • Mayores de 50 años.
  • Presión arterial alta.
  • Diabetes.
  • Glaucoma.
  • Endurecimiento de las arterias (también llamado arterioesclerosis)

El síntoma más común es la pérdida de la visión o visión borrosa, en parte del ojo o en todo el ojo. Puede suceder de manera repentina o empeorar en el lapso de varias horas o días. A veces, puede perder la visión por completo de manera repentina.

Puede notar moscas volantes. Las moscas volantes son puntos, líneas o garabatos oscuros en la visión. Son sombras de pequeños grumos de sangre de los vasos retinianos que se derraman en el vítreo.

El objetivo principal del tratamiento es mantener su visión estable.

Inyecciones intravítreas

Los antiangiogénicos pueden ayudar a disminuir la inflamación de la mácula. A veces, se le puede inyectar en el ojo medicamentos con esteroides para ayudar a tratar la inflamación.

Procedimiento con láser

Se utiliza un láser para hacer pequeñas quemaduras alrededor de la retina. Esto ayuda a disminuir las probabilidades de sangrado en el ojo y evita que la presión ocular suba demasiado.

El centro de nuestro ojo está lleno de una gel transparente llamada vítreo, la cual está unida a la retina. A medida que envejecemos, el vítreo puede encogerse y tirar de la retina. Cuando esto sucede, usted puede notar algo parecido a unas luces intermitentes, flashes de luces o tener la sensación de "ver estrellas".

Por lo general, el vítreo se separa de la retina sin causar problemas. Pero a veces el vítreo tira con demasiada fuerza y rompe la retina en uno o más lugares. El líquido puede pasar a través de un desgarro de la retina, levantándola de la parte posterior del ojo, la retina. Un desprendimiento de la retina ocurre cuando ésta se separa de la parte posterior de ojo.

La retina no funciona cuando se desprende y la visión se vuelve borrosa. Un desprendimiento de la retina es un problema muy serio que casi siempre causa ceguera si no es tratado con una cirugía.

Las personas con las siguientes condiciones tienen un mayor riesgo de tener un desprendimiento de la retina:

  • Miopía.
  • Ha tenido cirugía de cataratas, glaucoma, u otro tipo de cirugía ocular.
  • Trauma ocular.
  • Desprendimiento previo de la retina en el otro ojo.
  • Antecedentes familiares de desprendimiento de la retina.
  • Áreas débiles de la retina que pueden ser vistas por un oftalmólogo durante un examen ocular.

Las manchas flotantes y centelleos son bastante comunes y no siempre son indicadores de que haya un desgarramiento o desprendimiento de la retina. Sin embargo, si de repente son más graves y una pérdida de la visión es notoria, llame a su oftalmólogo inmediatamente.

Los síntomas de un desgarro / desprendimiento de la retina pueden incluir:

  • Un aumento repentino en el tamaño y el número de manchas flotantes.
  • Una repentina aparición de centelleos.
  • Una sombra en la periferia (lado) del campo de visión.
  • Una cortina gris en movimiento en medio del campo de visión.
  • Una disminución repentina de la visión.
Cirugía

Casi todos los pacientes con desprendimientos de retina tienen que someterse a una cirugía para reposicionamiento de la retina. De lo contrario, la retina pierde la capacidad de funcionar permanentemente, y una ceguera puede ocurrir. El método para fijar la retina depende de las características del desprendimiento.

Vitrectomía

Esta cirugía se utiliza comúnmente para corregir un desprendimiento de retina. El humor vítreo, el cual tira de la retina, es removido y, por lo general, reemplazado por una burbuja de gas o aceite de silicón para ayudar a mantener la retina en su lugar. Fluidos de su propio cuerpo reemplazan gradualmente a la burbuja de gas. La burbuja de aceite tendrá que ser removida posteriormente durante otro procedimiento quirúrgico.

El agujero macular es cuando se forma un desgarro o abertura en la mácula, el área que le permite su mejor visión. A medida que se forma el agujero, las cosas en la visión central se verán borrosas, onduladas o distorsionadas. A medida que el agujero crece en tamaño, aparece un punto oscuro o ciego en la visión central. El agujero macular no afecta a su visión periférica (lateral).

  • La edad es la causa más común del agujero macular. A medida que envejece, el vítreo comienza a encogerse y a desprenderse de la retina. En general, el vítreo se desprende sin problemas. Sin embargo, a veces el vítreo puede quedarse pegado a la retina. Esto hace que la mácula se estire y se forme un agujero. A veces puede formarse un agujero macular cuando la mácula se hincha debido a otra enfermedad ocular. O puede ser causado por una lesión en el ojo.
  • Puede observar las líneas rectas distorsionadas o ver los objetos más pequeños y/o deformes.
  • En casos más avanzados, puede aparecer una mancha oscura en la visión central.
  • La visión periférica (la de los lados) no se afectará.

El único tratamiento es la CIRUGÍA

Vitrectomía

En este procedimiento se retira el vítreo que está jalando de la mácula. Luego le coloca una burbuja de gas en el interior del ojo. Esta burbuja ayuda a aplanar el agujero macular y mantenerlo en su lugar mientras se cura el ojo. La burbuja de gas desaparece por sí sola lentamente y es reemplazada por fluido producido naturalmente por el ojo.

Solicita una cita
Whatsapp