Oculoplástica

Oftalmólogos Dulanto

La ptosis se produce cuando el párpado superior cae sobre el ojo. Puede que el párpado sólo caiga un poco o tanto como para cubrir la pupila (el punto negro que se encuentra en el centro del ojo y que permite el ingreso de la luz). La ptosis puede limitar o incluso bloquear completamente la visión normal.

Tanto los niños como los adultos pueden tener ptosis. Afortunadamente, esta afección puede ser tratada para mejorar no sólo la visión sino también la apariencia.

  • Los adultos desarrollan ptosis (llamada ptosis involutiva) cuando el músculo elevador se estira o se separa del párpado. Esto puede ser causado por el envejecimiento o una lesión ocular.
  • A veces, la ptosis se produce como efecto secundario después de determinadas cirugías oculares.
  • En raras ocasiones, las enfermedades o los tumores pueden afectar el músculo del párpado y producir ptosis.

El párpado caído es como una cortina que tapa la vista. Con frecuencia, los pacientes con ptosis se dan cuenta de que tienen menos visión periférica, o lateral, sobre todo al mirar hacia arriba. Entre mayor sea la ptosis, mayor será la pérdida de visión periférica. Al levantar el párpado, ya sea manual o quirúrgicamente mediante uno de los procedimientos ya descritos, se elimina la obstrucción y el ojo puede ver mejor. La cirugía de ptosis sólo corrige la pérdida de visión debida a párpados caídos. No mejora la visión borrosa causada por problemas al interior del ojo, ni la pérdida de visión producida por enfermedad neurológica en las estructuras posteriores al ojo.

Los pacientes con ptosis dicen que los párpados caídos los hacen sentir “cansados”. Al levantar el párpado mediante cirugía para corregir la ptosis, generalmente los pacientes prefieren la nueva posición del párpado y sienten que mejora su apariencia al igual que su visión periférica.

La cirugía de ptosis es generalmente un procedimiento ambulatorio, lo que significa que usted puede regresar a casa el mismo día. Se le administra anestesia local para adormecer el ojo y el área que lo rodea.

A veces, puede que el cirujano sólo necesite hacer un pequeño ajuste al músculo que levanta el párpado. En los casos más graves de ptosis, puede que sea necesario fortalecer el músculo elevador y volver a conectarlo al párpado.

Con la edad, la piel y los músculos del párpado pueden aflojarse y caerse. Además, la grasa que rodea y protege el globo ocular puede salirse hacia adelante por la piel de los párpados superior e inferior. El exceso de piel, músculo y grasa pueden tirar hacia abajo del párpado superior y, en algunos casos, obstruir la visión. Esto puede llevar a fatiga, esfuerzo ocular, irritación de la piel y pérdida de visión periférica. El exceso de piel, músculo y grasa crea además lo que muchos consideran una apariencia de envejecimiento poco atractiva, especialmente en los párpados inferiores (“bolsas debajo de los ojos”).

El tratamiento es quirúrgico. Una blefaroplastia es la extirpación o reposicionamiento que puede incluir piel, músculo y grasa de los párpados superior y/o inferior.

En el párpado superior, se practica la incisión en el pliegue palpebral natural para ocultarla. En el párpado inferior, se puede practicar una incisión a lo largo de la piel justo por debajo de las pestañas, o a lo largo de la superficie interior del párpado, conocida como la conjuntiva.

Los resultados de la blefaroplastia dependen de los síntomas de cada paciente, de su anatomía única, de lo que se espere obtener en cuanto a apariencia y de la capacidad de adaptarse a los cambios.

La blefaroplastia sólo corrige la pérdida de visión debida al exceso de piel, músculo y grasa que bloquea el ojo. Al quitar este exceso de piel, músculo y grasa que bloquea el ojo, la blefaroplastia del párpado superior puede permitir que entre más luz y puede mejorar la visión periférica. La blefaroplastia no mejora la visión borrosa producida por problemas en el interior del ojo o por pérdida visual debida a la edad, la mayoría de los pacientes consideran que la blefaroplastia mejora su apariencia y los hace ver más jóvenes.

Con la edad, la piel, los músculos y los tendones del párpado inferior pueden caerse. Además, la grasa que rodea y amortigua el globo ocular puede sobresalir a través de la piel de los párpados inferiores. A medida que los tendones del párpado inferior se estiran, el párpado inferior puede evertirse y volverse hacia afuera (ectropión) o invertise y volverse hacia adntro (entropión).

  • Lagrimeo.
  • Sensación de cuerpo extraño.
  • Ssecreción mucosa.
  • Formación de costras en las pestañas e irritación de la piel.
  • Lesiones corneales.

El tratamiento es quirúrgico.

Los resultados de la reparación del ectropión/entropión dependen de los síntomas de cada paciente, la anatomía única, los objetivos de apariencia y la capacidad de adaptarse a los cambios.

La reparación de ectropión/entropión solo corrige la caída y la flacidez, pero no se considera un procedimiento cosmético. Al corregir esta caída del párpado inferior, la cirugía generalmente mejora el desgarro y la secreción mucosa, así como la sensación de cuerpo extraño causada por las pestañas que frotan el ojo.

La reparación de ectropión/entropión no mejora la visión borrosa causada por problemas dentro del ojo o por la pérdida visual causada por una enfermedad neurológica detrás del ojo.

Debido a la alteración en la posición de los párpados son típicamente consecuencias del envejecimiento, la mayoría de los pacientes sienten que este procedimiento quirúrgico mejora su apariencia y los hace ver mejor con ojos que no están rojos todo el tiempo.

Una obstrucción del conducto lagrimal ocurre cuando el sistema de drenaje de lágrimas es parcial o totalmente obstruido. Las lágrimas no pueden ser drenadas normalmente, causando lagrimeo.

Las lágrimas fluyen hacia la superficie del ojo para lubricarlo y protegerlo, y drenan a través de unos pequeños orificios (puntos lagrimales) en las esquinas de los párpados superiores e inferiores. Las lágrimas luego viajan a través de unos pequeños canales en las párpados (canalículos lagrimales) al saco lagrimal, situado donde el párpado y la nariz se unen, y continúan a través del conducto nasolagrimal antes desembocar en la nariz, donde se evaporan o son reabsorbidas.

Un bloqueo puede ocurrir en cualquier punto del sistema de drenaje de lágrimas. Cuando esto ocurre, las lágrimas no drenan correctamente, causando lagrimeo y un aumento en el riesgo de infecciones e inflamación en los ojos.

Otra causa de obstrucción del conducto lagrimal puede ser una infección crónica en la nariz. La sinusitis crónica puede irritar los tejidos y formar cicatrices que pueden bloquear el sistema lagrimal de drenaje.

  • Lagrimeo que puede empeorar después de un resfriado o infección sinusal. Además, los síntomas pueden ser más evidentes después de una exposición al frío, al viento o a la luz solar.

Cuando los conductos lagrimales se bloquean, las bacterias atrapadas en el saco lagrimal pueden producir una infección llamada dacriocistitis. Los síntomas de la infección incluyen:

  • Inflamación, dolor y enrojecimiento de la esquina interior del ojo, o alrededor del ojo y la nariz.
  • Infecciones recurrentes en el ojo.
  • Descargas de mucosa en el ojo.
  • Costras (lagañas) en las pestañas.
  • Visión borrosa.
  • Coloración de las lágrimas por sangre.
  • Fiebre.

Es probable que su médico le prescriba antibióticos, si se sospecha la presencia de una infección.

La cirugía suele ser la opción preferida para las personas con conductos lagrimales obstruidos, por lo general es usada después de intentar otros tratamientos.

La dacriocistorrinostomía es un procedimiento quirúrgico generalmente realizado para tratar la mayoría de los casos de conductos lagrimales bloqueados. Esta técnica traza una nueva variante (ruta) de drenaje de lágrimas a través de la nariz permitiendo que éstas salgan de nuevo con normalidad, creando una conexión entre el saco lagrimal y la nariz. Por medio de un bypass, la nueva variante de drenaje se salta el conducto que desemboca en la nariz (llamado conducto nasolagrimal, en el que suele estar la obstrucción).

Solicita una cita
Whatsapp