Cirugía de Glaucoma

Oftalmólogos Dulanto

El daño por glaucoma es permanente: no puede revertirse. Sin embargo, puede detenerse por medio de medicamentos y cirugía. Para tratar el glaucoma, su oftalmólogo puede seguir uno o más de los siguientes tratamientos.

Su oftalmólogo puede recomendarle un implante de drenaje cuando los medicamentos en gotas para los ojos y los tratamientos láser no disminuyen la presión ocular lo suficiente. No existe ningún tratamiento que repare el daño ya causado al nervio óptico. Sin embargo, los implantes de drenaje pueden ayudar a evitar que el glaucoma ocasione más daños.

Qué esperar de la cirugía de implante de drenaje

Antes de la cirugía:

  • Usted debe continuar su medicación habitual para tratar su glaucoma.

El día de la cirugía:

  • Puede comer una dieta blanda.
  • La cirugía de implante de drenaje consiste en lo siguiente:
    • Su ojo será anestesiado con gotas oculares o con una inyección a su alrededor. Es posible que le den un medicamento para ayudarle a relajarse.
    • Estará despierto durante la cirugía. Es posible que vea luz y movimiento durante el procedimiento, pero no verá lo que el médico está haciendo en el ojo.
    • Su oftalmólogo hará un bolsillo debajo de la conjuntiva transparente. La válvula se colocará en este bolsillo y se apoyará sobre la esclera (la parte blanca de los ojos). El tubo diminuto que está conectado a la válvula se introducirá en la parte anterior del ojo. El líquido acuoso saldrá del ojo a través de este tubo y así se reducirá la presión ocular. Ese líquido es absorbido naturalmente por su cuerpo.

Días o semanas después de la cirugía:

  • Deberá usar gotas para los ojos después de la cirugía. Asegúrese de seguir las instrucciones de su médico para usar estas gotas.
  • Evitar agachar la cabeza.
  • Dormir sobre el lado del ojo no operado o boca arriba.
  • No se frote ni presione el ojo.
  • Su oftalmólogo puede pedirle que use gafas o un protector sobre el ojo.
  • No realizar esfuerzos ni actividad física. Su oftalmólogo le indicará a partir de cuándo podrá volver a estar activo y a qué nivel inmediatamente después de la cirugía. Le dirá cuándo puede volver a hacer ejercicio, conducir o realizar otras actividades sin problemas.
  • La mayoría de las personas con un implante de drenaje para glaucoma necesitan continuar usando sus medicamentos para la glaucoma.

La ciclofotocoagulación transescleral con laser micropulsado IRIDEX CicloG6 actúa sobre las células que producen el líquido al interior del ojo haciendo que reduzcan su producción usual.

Durante el procedimiento su ojo será anestesiado con gotas oculares o con una inyección a su alrededor. Es posible que le den un medicamento para ayudarle a relajarse. A continuación, se coloca una sonda de fibra óptica que transmite laser infrarojo en pequeños micropulsos sobre la superficie externa del ojo, por lo tanto, no se ingresa al ojo. Este procedimiento no tarda más de 5 minutos.

En este procedimiento, su cirujano de ojos crea un pequeño pliegue en la esclerótica (la parte blanca del ojo). También creará una burbuja (como un bolsillo) en la conjuntiva llamada ampolla de filtración. En general, se encuentra oculta debajo del párpado superior y no puede verse. El humor acuoso se podrá drenar del ojo a través del pliegue e ingresará a la ampolla. En la ampolla, el fluido es absorbido por el tejido alrededor del ojo y así se disminuye la presión.

La Iridotomía es una cirugía hecha con rayos láser que se utiliza en personas con glaucoma de ángulo estrecho. Se utiliza el láser para hacer un pequeño agujero en el iris (la parte de color del ojo). La quemadura con láser debe permitir que salga más líquido por el drenaje del ojo.

Algunos pacientes responden bien a este procedimiento y hay otros que no responden en absoluto a esta cirugía. Su respuesta está determinada por el tipo de glaucoma de ángulo estrecho que tenga y la estructura básica de su ojo.

Durante el procedimiento

El procedimiento puede realizarse en una o dos sesiones de aplicación de láser. La máquina de láser es similar al microscopio de examen que su oftalmólogo utiliza para examinar sus ojos en cada consulta. El láser en sí mismo produce poco ruido y emite una luz de un brillo similar al del flash de una cámara fotográfica. Casi todos los pacientes consideran que se trata de un procedimiento que no produce molestias ni dolor. Algunos experimentan una leve presión durante la aplicación del láser. Por lo general, el procedimiento toma de diez a veinte minutos. Usualmente se instilan en su ojo gotas oftálmicas antes y después del láser. El médico puede aplicar un lente sobre su ojo, para enfocar los rayos del láser y controlar el movimiento del ojo.

Después del procedimiento

La mayoría de los pacientes experimentan visión borrosa después del láser. En la mayoría de los casos ésta mejora después de unas pocas horas. El paciente tendrá que utilizar gotas anti-inflamatorias después del procedimiento de láser para ayudar a que el ojo sane en forma correcta. Probablemente utilizará estas nuevas gotas por una semana. Además en la mayoría de los pacientes, se le pedirá que siga utilizando sus medicamentos para el glaucoma después del procedimiento con láser.

Solicita una cita
Whatsapp